FAIR USE

El fair use (uso legítimo o uso razonable) es un concepto de la legislación estadounidense que permite, bajo ciertos requisitos, el uso de material protegido por derechos de autor.

El término "fair use" es unívoco a los Estados Unidos. Sin embargo, principios similares existen y se consideran en otras legislaciones, las cuales pueden tener otro tipo de limitaciones y excepciones con respecto a los derechos de autor y su uso.

Antecedentes

En Estados Unidos, el fair use es una doctrina legal sobre el copyright, que permite un uso limitado del material con derechos de autor, sin la necesidad de requerir permiso a los titulares de tal derecho. Este uso limitado atañe a cualquiera que no posea los derechos sobre el material, y comprende una licencia de uso restringida a fines didácticos o de revisión de material (tipo review).

Esto provee un marco legal para citaciones sin licencia o incorporación de material con derecho de autor en otras obras, pero estrictamente bajo una comprobación de cuatro factores. Esta disposición está basada en los derechos del discurso libre contemplados en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

En Estados Unidos, la legislación sobre marcas registradas también incorpora el "fair use" con motivo de defensa de los derechos sobre la marca. Sin embargo, hay que notar que aunque las denominaciones son iguales, las doctrinas sí son bastante diferentes. Los tribunales de los Estados Unidos consideran cuatro factores para determinar si es válida la defensa de uso razonable:

En el caso de marcas registradas, el usuario secundario debe demostrar que no está usando una marca de nombre descriptiva, geográficamente descriptiva o personal en el sentido de las marcas registradas, sino sólo para describir sus bienes o servicios, o el origen geográfico de los mismos, o bien, para nombrar a la persona que dirige la empresa.

Uso legítimo de las obras protegidas

El uso legítimo sólo describe las condiciones bajo las cuales el material protegido por derecho de autor puede ser usado sin necesidad de permiso. Por lo cual, todo aquel material liberado y sin derecho de autor, es de dominio público y no corresponde aplicar la doctrina del uso legítimo. Las obras de dominio público pueden ser utilizadas para cualquier propósito.

El uso razonable es considerado una de las excepciones a los derechos exclusivos de un autor sobre sus obras. En general, se considera uso razonable la utilización de una obra con propósitos de crítica, realización de comentarios descriptivos, noticias, enseñanza e investigación.

Para decidir si el uso de una obra es razonable, también se toman en cuenta algunos otros factores: